Acumular a muerte y consentir hasta la muerte

15 de abril de 2020

pdf: CRISIS DE OFERTA DE FUERZA DE TRABAJO

https://arainfo.org/acumular-a-muerte-y-consentir-hasta-la-muerte/

https://www.briega.org/es/opinion/acumular-a-muerte-consentir-hasta-muerte-crisis-oferta-fuerza-trabajo

Crisis de oferta de trabajo miserable: Acumular a muerte y consentir hasta la muerte

Este texto tiene banda sonora. Se recomienda, por molesto que resulte, leerlo con la banda sonora en bucle y al mayor volumen posible. Todas las veces que el estruendo pueda repetirse en vuestro vecindario no compensarán la náusea acumulada por tanto brindis al aire, tanto aplauso autocomplaciente, tanta ficción abyecta de tele-solidaridad, tanto homenaje a la nada, tanta metáfora bélico-populista, tanta caridad institucional fingida, tanto respeto al mercenario y tanto desprecio por los nadies. Todo lo que ha salido a flote en las últimas semanas de marea vírica debería inyectarnos una monolítica y terrorífica sed de justicia colectiva.

Está claro que el mercado-estado piensa la vida (la humana y toda otra) en términos de materia prima, input, recurso productivo, commodity o como mierdas quiera llamarle el evangelio capitalista compartido por todos los cerebros de ese puto matrix político-mediático que se gobierna desde un puñado de consejos de administración. Ocurre desde que el poder se hizo capital, desde que el capital se hizo con el poder, desde que hay poder y mientras este es ejercido soberanamente desde el capital. Desde que dios fundara su relación, la “ciencia” arreglara su matrimonio y las fuerzas armadas bendijeron su simbiosis.

[…] En la década de 1980, justo después de destruir más de dos millones de puestos de trabajo con una reestructuración productiva digna de Margaret Thatcher, Esñapa celebraba su bautizo como rincón Suroeste en vías de subdesarrollo de ese circo criminal llamado Unión Europea. RTVE censuró documentos como este el mismo año (1988) en que el ministro Solchaga vendía “el país donde se puede ganar más dinero a corto plazo de toda Europa y quizá también de todo el mundo”. Y vaya si lo ha sido. El problema es que Solchaga sabía muy bien para quién hablaba, pero un país entero se daba por aludido sin razón. El problema es que así seguimos a 15 de abril de 2020, “luchando unidos” por la deseada “vuelta a la normalidad”.

[…] Vivimos en la era del pleno desempleo y la pobreza laboral, gobernada por un mito llamado deuda. Hace mucho tiempo que las estadísticas del paro son absolutamente inútiles para comprender la situación. La destrucción de empleo agrava la pobreza pero la generación de empleo también lo hace, porque vivimos en un régimen de acumulación improductiva en el que los beneficios ni siquiera sirven para producir. Dejémonos de cuentos, por favor, por nuestra propia supervivencia. Se llama capitalismo y hace rato que alcanzó su clímax, ese en el que concentración de beneficio y administración de muerte convergen en sagrada simbiosis.

[…] Desindividualizando la memoria hasta el límite, haciendo explotar ese pleonasmo llamado “memoria histórica”, el odio infinito acumulado en todas partes desde mucho antes que Steinbeck inventara a Tom Joad sería ahora una flecha dirigida colectivamente con la mejor puntería jamás demostrada.

Sería o será. Una o mil flechas justas. Mil flechas “que coloquen la etiqueta de la injusticia a los codiciosos malnacidos que han causado esto”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: